Historias de café


 

Agosto 2012

HISTORIAS DE CAFÉS

Por Graciela Guardia

Dos cafés. Dos personas, un hombre y una mujer. Y ninguna palabra, sólo un silencio sin después. Ella se ha levantado y él también. No han usado el azúcar ni bebido el café. Dos cafés. Dos tazas se lleva el mozo. Una es distinta. Tiene en su fondo una lágrima de sal con perfume de mujer

Búsqueda personalizada
INICIO