Año 6 Nro. 5

La lectura - Año 6 Nro. 5 - 30 aniversario de la Asociación Argentina de Lectura

 Publicación en línea de la Asociación Argentina de Lectura<br>Año 6 Nro. 5<br><b>Noviembre 2002</b>
Publicación en línea de la Asociación Argentina de Lectura
Año 6 Nro. 5
Noviembre 2002

LAVALLE 1438. 2° Piso. "15" (2° Cpo.)
(1048) Buenos Aires
Argentina

30 años en la Promoción de La Lectura

María Ruth Pardo Belgrano

En 1972, Año Internacional del Libro, Buenos Aires fue la sede del IV Congreso Internacional de Lectura, organizado por la Asociación Internacional de Lectura (IRA). Las deliberaciones giraron en torno de un tema: lectura para todos. Su objetivo, según el mensaje de la UNESCO, a la IRA, era desarrollar hábitos que pudieran integrar totalmente al individuo en el complejo mundo moderno. A las exposiciones, iniciadas por Jorge Luis Borges, a los intercambios ya las conclusiones propias de cada temática, se sumo un acontecimiento de singular importancia: la creación de la Asociación Argentina de Lectura. Surgía por iniciativa de Ricardo Nervi, disertante, compilador de la versión castellana de las Actas del Congreso y organizador del Pre Congreso Internacional de Lectura y de la Primera Muestra Retrospectiva del Libro Argentino de Lectura, realizados en el Instituto Felix F. Bernasconi, como tareas previas a tan significativo encuentro.

Los comienzos de la Asociación Argentina de Lectura no fueron fáciles. No obstante, en 1975, la primera Comisión Directiva convocó a los interesados en la lectura, su desarrollo y perspectivas y concreto las Primeras Jornadas Nacionales de Lectura. Se afianzaron, así, las actividades de una institución que, sin fines de lucro, con el esfuerzo de sus socios fundadores y los que se incorporaron paulatinamente se proyecto en diversos ámbitos, especialmente en el docente. Sucesivas propuestas originaron la creación de filiales y la participación, cada vez mas evidente, de involucrados en el fomento, el estímulo y la promoción de la lectura.

En 2002, tras treinta anos de trabajo, rescatamos, en apretada sintesis, la tarea emprendida. Las realizaciones fueron múltiples, variadas y fructíferas -Jornadas, Seminarios, Congresos nacionales e internacionales, Cursos de Perfeccionamiento Docente, Talleres, Encuentros con autores, Publicaciones- y mucho más valiosas si se considera que cada acción fue producto de quienes, generosamente, sin ningún beneficio material brindaron sus conocimientos, sus experiencias, su tiempo, su creatividad para intentar que el derecho de leer fuera una realidad para todos. Los estudios, las investigaciones, las propuestas de los especialistas contribuyeron a enriquecer ya esclarecer la problemática y, mas allá de las diferencias de enfoques, coincidían en un objetivo: el logro de una lectura profunda, critica, creadora como medio para una realización personal y social. Nuestro agradecimiento a María Hortensia Lacau, Mabel Manacorda de Rosetti, Ana María Barrenechea, Berta Braslavsky, Juan Carlos Merlo, Maria Luisa Cresta de Leguizamon, Luis Iglesias, Alfredo Veirave, Alejandro Doublier, Maria Esther Grivot de Abate, fundadora del Banco de Horas de Lectura, Martha Fracchia ,entre muchos otros.

Si permanecemos en la Asociación Argentina de Lectura, desde el día en que Ricardo Nervi la iniciara, como parte de un ideal educativo, es porque creemos en la eficacia de los lazos solidarios que se generan y se multiplican en torno de un bien comón, en nuestro caso, la lectura y su difusión como un factor de cambio.

Búsqueda personalizada
INICIO