La comprensión lectora a la luz de los estudios factoriales

Artículo sobre comprensión lectora y los estudios factoriales.

<b>Agosto 1997</b>
Agosto 1997


La comprensión lectora a la luz de los estudios factoriales

Maria Celia Agudo de Córsico

El proceso de comprensión en la lectura, ha sido objeto de múltiples estudios, basados a su vez en una diversidad de posiciones teóricas y en la aplicación de un nutrido repertorio de tecnicas. El objeto de este breve trabajo consiste en llamar la atención hacia el empleo del anáilisis factorial y algunos de sus resultados más notorios, en el estu­dio de la comprensión lectora.

1. La comprensión lectora: ¿Una o más habilidades?

Desde el punto de vista del lector, el lenguaje es información brindada por' medio de códigos que deben ser procesados. Los procesamientos mentales son básicamente perceptivos, de memoria y cognoscitivos y suponen una capacidad inteligente potencial. La comprensión durante la lectura consiste en el despliegue de un con­junto de actividades que tienen por finalidad la extracción o elaboración del significado.

Resulta así evidente que la comprensión o habilidad de los sujetos para procesar información semántica es solo uno de los procesos de lectura a ser analizado, ya que éstos implican, además, habilidades para el manejo de otros niveles de información lingüística como son el fonológico, el sintáctico y el pragmático. La lectura exige el manejo secuencial y/o simultáneo de información especffica correspondiente a los di­ferentes niveles de estructuración del mensaje.

Ocuparse de la comprensión lectora supone atribuir primacfa al nivel semántico. Esto halla justificación en el papel que juega la asignación de significados una vez que el lector ha automatizado sus destrezas descifra­doras, pero ello no implica desconocer la compleja interacción de proce­sos en el curso de la lectura.

La propia tematica de la comprensión lectora es de extraordinaria complejidad. Los avances en la in­vestigación no han cesado de poner en descubierto la multiplicidad de concepciones acerca de su naturaleza siendo una de las cuestiones más debatidas si cabe postular una "habilidad" lectocomprensiva o si esta última consistiría en un conjunto de "habilidades" o competencias del lector. Las posiciones que se sustentan a ese respecto derivan en la elaboración de cuadros muy diversos acerca de las potencialidades del lector que entran en juego para arribar a la comprensión de un texto, y también en prescripciones didácticas de variada orientación.

Entre algunas de las habilidades que se postulan como subyacentes a la comprensión lectora, pueden mencionarse: conocimiento léxico, identificación de ideas centrales, habilidad para hacer inferencias, habilidad para establecer gene­ralizaciones, comprensión literal y comprensión de la intención del autor. Cabe destacar que quienes ven en la comprensión lectora un compuesto de dos o más elementos discernibles suelen incluir en diversos agrupamientos dos o más de las habilidades mencionadas, a las que suelen agregarse muchas otras que aquí no sería posible detallar.

Por su parte, quienes entienden a la comprensión lectora como una única habilidad, tienden, en su mayoría a identificarla con la noción de inteli­gencia general. Un tratamiento más detallado de la cuestión puede en­contrarse en el libro "Comprensión lectora. De la Psicologia Cognitiva a la practica educacional", de la autora de este artfculo, publicado por la Editorial Plus Ultra (1996).

2. EI análisis factorial

El análisis factorial es una técnica o conjunto de procedimientos matemático-estadisticos, comunmente reconocido como método en razón de su complejidad, cuyas principales aplicaciones consisten en:

a) Reducir el numero de variables bajo análisis.

b) Detectar la estructura que subyace a la relación entre variables, es decir clasificar las variables.

Lo señalado anteriormente significa que el análisis factorial se aplica como método para la reducción de los datos o la detección de una estructura. El análisis factorial se aplica allí donde se ignora si un amplio conjunto de datos que derivan del desempeño de un número considerable de personas, en tareas debidamente tipificadas, como por ejemplo los tests psicométricos, las escalas o los cuestionarios, pueden ser atribuidos a la intervencion de una o multiples habilidades o rasgos de dichos sujetos. Una habilidad se infiere del hecho de que algunas personas llevan a cabo ciertas tareas más rápidamente o más correctamente que otras. Si ello depende de algún poder de la mente es un asunto que todavía no puede determinarse de manera científica. A falta del establecimiento de relaciones causales debidamente identificadas, se apela a los estudios correlacionales. Mediante la correlación se puede determinar si los puntajes alcanzados por un grupo de personas en dos o más tareas, corresponde o no (y por lo tanto implican o no) a la misma o distintas habilidades.

Si varias tareas o ejercicios que presumen medir una habilidad, no correlacionan positivamente entre sí, no es posible aceptar a esa habilidad como una concepcion útil.

A pesar del carácter panorámico y no técnico de esta breve referencia al análisis factorial, conviene hacer algunas advertencias, relacionadas con su empleo, a fin de prevenir eventuales errores de interpretación. A tal efecto debe señalarse que:

  • El manejo de la técnica de análisis factorial, forma parte, por lo general, de programas universitarios de posgrado, a partir de un grado en economía, sociología, psicología o ciencias de la educación.

  • La técnica no es sustituto de los fundamentos teóricos de la investigación ni de las correctas propiedades del instrumental empleado para las mediciones ni de la validez y confiabilidad de los datos obtenidos mediante la aplicación de tales instrumentos.

  • Como toda técnica, el análisis factorial posee alcances y limitaciones. - Dichos alcances y limitaciones están claramente establecidos y sus prescripciones permiten distinguir entre el uso y el abuso, entre lo que puede esperarse de la aplicación de la técnica y aquellos resultados o inferencias que ésta última no respalda.

  • Bajo la denominación genérica de "análisis factorial se han desarrollado distintos métodos que se diferencian, sobre todo, en cuanto a los procedimientos para la extracción de los factores, pudiendo mencionarse entre los más vastamente empleados el de "componentes principales" de Hotelling, el de "ejes principales" de Kelly y el "centroide" de Thurstone.

3. Los factores identificados en los estudios sobre comprensión lectora

John B. Carroll, en su monumental trabajo de revisión acerca de las habilidades cognitivas humanas (Carroll, John B.: Human cognitive abilities. A survey of factor-analytic studies. New York, Cambridge University Press, 1993) dedica un capítulo al tratamiento de las habilidades reconocidas en el dominio del lenguaje. Destaca este autor la extraordinaria complejidad de ese dominio, evidenciada por los multiples y variados aspectos impIícitos en el conocimiento y uso del lenguaje y por el propio carácter evolutivo de las habilidades lingüísticas.

EI análisis factorial aplicado al estudio del dominio del lenguaje, a lo largo de casi todo el siglo y reflejado en miles de trabajos publicados; ha permitido identificar alrededor de 370 factores, que a su vez pueden or­ganizarse en 18 agrupamientos o "clusters".

Entre esos agrupamieritos de factores, pueden mencionarse los siguientes:

  1. Desarrollo del lenguaje (LD).

  2. Comprensión del lenguaje escrito (V).

3.Conocimiento léxico (VL),

  1. Comprensión lectora (RC).

5.Decodificación en la lectura (RD).

  1. Velocidad en la lectura.

7.Habilidad para el "cloze".

  1. Habilidad ortográfica (SG).

Pero ¿Por qué ocurre especfficamente con la comprensión lectora?

EI agrupamiento de factores que figura en el cuarto lugar de la lista anterior, incluye a todas aquellas investigaciones que han tenido por objeto identificar al menos un factor de "comprensión lectora", Tales búsquedas han sido muy variadas en cuanto a la cantidad y tipo de tareas lectoras propuestas como asf también respecto de la edad y escolaridad de los sujetos. De ahí proviene, muy probablemente, la diversidad de resultados a que se hace mención en lo que sigue.

En la obra citada, Carroll (op. cit. p. 162) pasa revista a diez conjuntos de datos que aportan evidencia, aunque Iimitada, acerca de la identificación de un factor de comprensión lectora (RC) linealmente independiente de otros factores en el dominio de la habilidad del lenguaje,

A esta altura se encuentran algunos de los trabajos que han hecho aportes a la querella en tome del carácter único o múltiple de la habilidad de la comprensión lectora. Por ejemplo el famoso artfculo de Davis (Davis, FB. Fundamental factors of comprehension in reading. Psychometrika, 9, 185 - 197, 1944) quien sostiene haber identificado siete u ocho factores distintos, dentro del área de la comprensión lectora. Cuando Thurstone los reanalizó dos años más tarde (1946) se consideró respaldado para afirmar la presencia de un solo factor. Una de las cuestiones principales ofrecidas por el reanálisis fue que al menos dos de las nueve mediciones consistían en tests de vocabulario y que por ello no habfa evidencias en que basar la separación de la habilidad de comprensión lectora (RC) de la relativa al conocimiento del vocabulario (0 factor V). AIgunas evidencias más claras para la identificacion de un factor de comprensión lectora (RC) provienen de otros conjuntos de datos que incluyen sub-tests de identificacion de letras y palabras, de definición de términos y de comprensión de párrafos.

Se conocen trabajos que han logrado separar el factor de comprensión lectora del correspondiente al conocimiento léxico.

Tareas estandarizadas (0 tests) consistentes en la lectura de textos informativos breves tam bien han dado posibilidad a algunos investigadares para la detección de un factor de comprensión lectora.

EI autorizado trabajo de Carroll advierte que los tfpicos tests de comprensión lectora, al ser analizados, arrojan la presencia de un factor de razonamiento.

Por otra parte, pueden citarse trabajos que aportan evidencia acerca de que las tareas que comunmente se emplean para explorar y evaluar la comprensión lectora, al ser sometidas al análisis factorial, conducen a la afirmación de un factor general de inteligencia, subyacente a todos esos desempeños.

Por su parte, varios investigadores han intentado refinar la descripción del subdominio de la comprensión lectora. En este sentido, hay quienes proclaman haber aislado factores de ··comprensión de oraciones·· (a traves del desempeño en tareas donde los sujetos dan muestra de comprensión de oraciones muy simples, mediante la selección de la correcta o la respuesta a preguntas tambien muy simples) y de comprensión del ··contexto semántico·· (a través de la presentación de párrafos breves donde se describen situaciones que los niños deben comprender para estar en condiciones de inferir la respuesta a items de selección múltiple).

Los avances en la psicolingüísitica y la elaboración de modelos de producción y comprensión del lenguaje, han hecho posible el planteo de tareas más complejas. Esto a su vez ha permitido a los investigadores que emplean el analisis factorial aislar una serie de componentes del discurso que van desde el reconocimiento de palabras hasta la extrapolacion de ia estructura del texto.

Cuando se observa la lista de agrupamientos de factores, llama la atención que el séptimo lugar este ocupado por ”habilidad para el cloze". En efecto, el nombre “close” corresponde a una muy difundida técnica ideada por W. L.Taylor en 1953, precisamente para evaluar la comprensión lectora. Dicha tecnica, que a su vez ha recibido múltiples aportes intencionados en perfeccionarla, consiste basicamente en la eliminacion de una de cada cinco palabras de un texto, consistiendo la tarea del sujeto, cuya comprension lectora es puesta asf a prueba, en llenar apropiadamente esos blancos. Segun los estudios compilados por Carroll, cabe hablar de un factor especffico de habilidad para el desempefio en ese tipo de tarea lecto - comprensiva, propuesta originariamente por Taylor. Lo señalado hasta ahora si bien intenta resumir algunos de los aportes del analisis factorial al complejo proceso mental de la comprensión de la lectura, no agota de ninguna manera el vasto campo que configuran dichos aportes.

4. Comentarios finales

El propósito central de este breve artículo ha consistido en presentar algunos de los hallazgos fundamentales que jalonan el prolongado esfuerzo de los investigadores factorialistas en su labor de analisis de la comprensión lectora.

¿Cuáles son las principales conclusiones a extraer de esta breve reseña?

En primer lugar que la técnica del analisis factorial se cuenta entre las mas aptas para indagar el problema acuciante de llegar a estabJecer si la comprension en la lectura puede postularse como una habilidad única, acaso no discernible de la inteligencia o habilidad mental general, o si por el contrario implica múltiples habilidades identificables y estimables. Puede tambien afirmarse, en segundo término que las evidencias en torno del dilema antes señalado no son concluyentes, persistiendo en consecuencia razones para optar por una u otra de las posiciones y mas aun para seguir investigando. El avance en el conocimiento científico depende de factores teoricos y empfricos. Un metodo de análisis de datos, como el que aquí se comenta, no puede sustituir alas teorfas e hipotesis de cuya formulación depende la identificación de las variables pertinentes y, en consecuencia, la determinación de los datos a ser recogidos para su posterior analisis. Dicho de otro modo, sin buenas hipótesis, teorías o modelos e instrumental y procedimientos idoneos para la obtención de los datos, nada puede aportar un método de análisis, por sensible y riguroso que este sea .•