Leer… ¿hace bien?

La Leer... ¿Hace bien?por Graciela Rosa Gallelli: Esta pregunta surge de un slogan de la Revista Ñ -publicación del diario Clarín- con motivo de cumplirse los 10 años de su aparición. La mencionada publicidad lo presenta como una afirmación, y hasta ofrece una escala del “valor nutricional” de la lectura, en sentido metafórico.

Agosto 2013

  • La Leer... ¿Hace bien?

por Graciela Rosa Gallelli

Esta pregunta surge de un slogan de la Revista Ñ -publicación del diario Clarín- con motivo de cumplirse los 10 años de su aparición. La mencionada publicidad lo presenta como una afirmación, y hasta ofrece una escala del “valor nutricional” de la lectura, en sentido metafórico. Pero más allá de la publicidad es conveniente, antes de intentar una respuesta, recordar qué es leer:

“Leer es atribuir directamente un sentido al lenguaje escrito... es interrogar al lenguaje escrito como tal, a partir de una expectativa real (necesidad – placer) en una verdadera situación de vida... es leer escritos verdaderos.” Jolibert, Josette y grupo de docentes de Ecouen:**Formar niños lectores de textos. Chile. Hachette.1992.

O bien:

“*Leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer (obtener una información pertinente para) los objetivos que guían su lectura... el significado del texto se construye por parte del lector. Esto no quiere decir que el texto en sí no tenga sentido o significado... Lo que intento explicar es que el significado que un escrito tiene para el lector no es una traducción o réplica del significado que el autor quiso imprimirle, sino una construcción que implica al texto, a lo conocimientos previos del lector que lo aborda y a los objetivos con que se enfrenta a aquél.” Solé, Isabel: Estrategias de lectura. *Graó. Barcelona.1993.

Si bien la respuesta a la pregunta que titula este texto surge afirmativa de forma casi automática: “No cabe duda de que leer hace bien”…Debemos preguntarnos ¿por qué? Para confirmarlo, busquemos fundamentos en palabras de especialistas:

1) “Los agudos y continuos avances de las Neurociencias (especialmente la Neurobiología, la Neurología, la BiologíaMolecular, la Genética y la Neurofisiología) facilitados por los asombrosos progresos de la Tecnología, han permitido dilucidar y registrar muchos secretos de la vida del cerebro humano y suevolución naturaldesde la lectura…”

…“Hoy, tales progresos han contribuido a la asociación de la Pedagogía, la Psicología, la Sociología, la Filosofía y la Teología con la Neurobiología. A partir de esta integración, se consolidan equipos científicos para el abordaje integral del aprendizaje como función natural*. *

+ +

A partir de estas aportaciones, podemos afirmar que: la lectura participa naturalmente en la construcción de la arquitectura plástica y evolutiva de las memorias, por las cuales cada persona es única e irrepetible…” Dr. Osvaldo Panza Doliani -Neurociencia y Lectura.

2) “A estas ciencias se agregan los avances de una nueva disciplina, la psiconeuroinmunobiología que ha unificado conceptos funcionales y ancestrales al subdividir en arquicerebro -cerebro antiguo o hipotalámico o de los reptiles- y neocerebro humano -desarrollo de la corteza cerebral y de áreas específicas perfeccionadas tanto para la expresión como para la comprensión. Estas disciplinas han demostrado que la lectura es una de las principales razones de la vida del cerebro: en salud o enfermedad; para la libertad o la esclavitud del pensar; para la amplitud o el sometimiento del libre albedrío.” Dr. Luis Alejandro Pérez Dávila.

3) “Una vez más, ciertas investigaciones médicas sorprenden con sus conclusiones: ahora parece que leer alarga la vida. Lo cierto es que es un bálsamo, un paraíso terrenal que ayuda a pensar.

Pese a la gran cantidad de libros y diarios que se editan, crece el analfabetismo cultural. Pero un estudio de la revista médica British Medical Journal afirma que quienes leen tienden a vivir más. Y las investigaciones de la Universidad de Umea, en Suecia, tras nueve años de análisis, comprobaron que los que concurren a 80 reuniones culturales anuales tienen un riesgo de fallecimiento dos veces menor.

La lectura hace que uno vea donde los demás no ven nada, y es una descarga emocional. Además, al leer, uno se sumerge en su propia conciencia. Por ejemplo, leyendo un diario: el continuo cambio de asuntos comienza a diluir su atención pero no lo fatiga. Al contrario, lo estimula. Porque el cerebro, más que una habitación clara y ordenada, semeja un cuarto cerrado durante largo tiempo donde revolotean en la penumbra nuestros pensamientos. Y en cuanto abrimos la puerta para mirar al interior esos pensamientos se vivifican. Siempre topamos con imágenes, de acuerdo con lo que la lectura de un libro o un diario nos produce, ya que la mayor parte de nuestras operaciones mentales, cuando leemos, van acompañadas de imágenes o son producidas por ellas.” La lectura es salud- Alberto Daneri- Revista VIVA – 16/09/01

A estas respuestas -estrictamente científicas- cabría agregar otras que surgen de la experiencia personal, del contacto cotidiano con la lectura, ya sea por un interés laboral como por el simple placer o por la necesidad de informarse.

Basta recordar cuántas veces recurrimos a la lectura para superar una situación de conflicto que nos toca vivir, o bien para acortar una espera -ya sea de la llegada dealguien o de un hecho largamente deseado- como también para alejarnos de la realidad que nos toca vivir y penetrar en un mundo totalmente diferente al que nos rodea. Pero más allá de la lectura de textos de ficción -estrictamente literarios- también necesitamos de la lectura para seguir inmersos en una realidad en continuo cambio, donde una verdad considerada hasta ayer universal, cambia repentinamente por el aporte de nuevos descubrimientos, cuya apreciación buena o mala de nuestra parte, dependerá de la lectura que hagamos de la misma.

Y si “leer hace bien”, ¿podríamos decir que leer prolonga la vida? Para responder a esta nueva pregunta conviene recordar algunos conceptos de Umberto Eco cuando sostiene que “los libros prolongan la vida” en una nota editorial aparecida en el diario La Nación, en 1981. En ese artículo, Eco afirma que quienes leen viven más que quienes no leen, ya que no sólo viven su propia vida sino también la de aquellos personajes que encuentran en las páginas de los libros.

Para concluir y confirmar la respuesta afirmativa a la pregunta que originó esta reflexión, conviene citar las palabras de Adela Nieto cuando dice “Leer es hacer elamor con la vida”, en su Ponencia para el Congreso “Lectura 2003. Para leer el Siglo XXI”. Cuba, La Habana, del 28-10 al 1º-11 de 2003:

“La lectura no es una acción, es una actitud. La lectura es una manera de estar y de actuar en el mundo. Leer es un verbo que encierra tantos verbos como seamos capaces de vivenciar simultáneamente: traducir, interpretar, sentir, significar, crear, buscar, descubrir, crecer, alimentar, responder, preguntar, reflexionar, llorar, reír, admirar, rechazar, viajar, volar, aterrizar…

Leer es un gesto, un guiño a la vida. Leer es aceptar como posible la incertidumbre. El buen lector es quien lee de manera permanente lo que lo rodea, no quien toma un libro unas horas al día o la semana. Ahora bien, quien lee el lenguaje escrito, ejercita su capacidad lectora del mundo y quien es un lector del mundo, es un maravilloso receptor de la palabra escrita.”

Podríamos seguir buscando respuestas pero considero que, después de haber leído las opiniones de estos especialistas, se puede responder afirmativamente a la pregunta inicial: leer hace bien.

Búsqueda personalizada
INICIO