Claves para leer Tuits

De la mano de la web social, llegaron a la Red de redes, diferentes aplicaciones cuyo objetivo es la creación de vínculos entre usuarios. Quizá sean Facebook y Twitter las redes sociales más populares del momento, pero mientras que Facebook supone una experiencia más intuitiva, leer y comprender Twitter -espacio se caracteriza por el minaminimalismo, la síntesis y el predominio de lo lingüístico frente a lo icónico- demanda reconocer y comprender ciertas claves.

Diciembre 2010

Claves para leer Tuits

De la mano de la web social, llegaron a la Red de redes, diferentes aplicaciones cuyo objetivo es la creación de vínculos entre usuarios. Quizá sean Facebook y Twitter las redes sociales más populares del momento, pero mientras que Facebook supone una experiencia bastante intuitiva, leer y comprender Twitter -espacio se caracteriza por el minimalismo, la síntesis y el predominio de lo lingüístico frente a lo icónico- demanda reconocer y comprender ciertas claves.

¿Qué es Twitter?Twitter es la red de microbloggings más difundida en la actualidad y se ha transformado en un referente de los los nuevos medios de comunicación o “Social Media”.

La idea conceptual del microblog sugiere un blog compuesto por microposts o tuits de 140 caracteres cada uno: ni uno más. En principio, la propuesta de Twitter se formuló bajo la consigna: What are you doing? - ¿Qué esas haciendo? - con lo que se proponía al usuario relatar, en tiempo real, experiencias cotidianas con la vaga esperanza de que alguna audiencia se interesara en sus publicaciones. Esta invitación al monólogo que caracterizó a Twitter en sus orígenes, llevó a decir a algunos analistas de la Web que la propuesta era ingeniosa aunque su utilidad resultaba incierta.  

Muchos tuits han corrido bajo el puente y tal como predice la teoría de los usos y gratificaciones (McQuail, 1983), fueron los mismos usuarios quienes eligieron el sentido del medio y su funcionalidad. Twitter es hoy un espacio para la socialización en red, pero también para la distribución de noticias a gran velocidad, para mantenerse informado, para desarrollar el marketing personal, para el activismo e incluso para el simple entretenimiento. Tal es así que la consigna inicial ha cambiado. La pregunta ahora es: What’s happening? - ¿Qué está pasando?-

Así entonces, más allá de lo que se conjeturaba en los orígenes cuando los comienzos del microblog eran erráticos, no han prosperado en Twitter los códigos lingüísticos propios del envío de SMS's o del chat. Por el contrario, en Twitter se privilegia una ortografía tradicional y conservadora en donde se prefiere la síntesis a la abreviatura. Las razones por las cuales la costumbre ha tomado este camino son difíciles de precisar. En cualquier caso, queda claro que los usuarios de Twitter se ubican más próximos al titular periodístico, a la frase ingeniosa y al juego lingüístico que lo que sucede en otras redes. Es posible que esto se deba a la segmentación etaria de los tuiteros, o simplemente se trate de una consecuencia favorecida por la propia dinámica estructural de esta red social.

En síntesis, Twitter impone una lectura fragmentada y por ello, compleja. Comprender como funciona, hilvanar los pequeños mensajes en un todo coherente, es algo que demanda cierto tiempo pero que también se ajusta al foco buscado por cada lector. En otras palabras, la capacidad de lectura hipertextual que promueve el texto digital es llevada en Twitter a su extremo.

El microblogging es entonces, una forma de comunicación anclada en la habilidad lingüística: decir mucho con muy poco, elegir a los interlocutores y a través del uso de etiquetas, auto-organizar los tópicos de interés. Si bien servicios como twitpic ofrecen la posibilidad de integrar contenidos icónicos a través de enlaces, el valor central de Twitter está en las palabras que escriben sus usuarios, sean estas recomendaciones, noticias, reflexiones, humoradas o simplemente, intercambios sociales.

Cómo se teje la red: Follow y Unfollow Uno de los hallazgos más notables de Twitter es su sistema de moderación. A diferencia de los foros tradicionales en donde hay un moderador central con superpoderes con los que puede eliminar -banear, en términos de la web- a determinados usuarios, en Twitter cada tuitero modera su propio foro, lo cual lo hace administrador de lo que leerá o no leerá. A diferencia de lo que sucede en Facebook en donde los vínculos entre usuarios son simétricos -un “amigo” debe aceptar al otro “amigo” para acceder a los contenidos que publica- en Twitter, los vínculos no son necesariamente recíprocos y el contenido publicado es por defecto, de libre acceso.

La consecuencia natural del sistema de red que propone Twitter es una dinámica abierta y asimétrica, por lo que se ubica a mitad de camino entre el broadcasting y la comunicación interpersonal. El usuario elige a quienes seguirá (following) y no tiene en absoluto la obligación de seguir a quienes lo siguen (followers). Simultaneamente, en cualquier momento puede eliminar de su lista a un usuario que dejó de resultarle interesante (unfollow). Esto deja el canal abierto para que el tuiteo sea opcionalmente recíproco o unidireccional, habilitándolo especialmente para la propaganda política, canales de noticias o información especializada. En la práctica, el sistema funciona como una suerte de polifonía asincrónica con registro formal, en donde el usuario tiene la posibilidad de clasificar los tópicos por intereses y seleccionar de este modo,  tanto los contenidos como los interlocutores.

El arte de leer Tuits La lectura de Twitter se corresponde con la habilidad para articular y dar sentido global a una serie de frases fragmentadas. Cada fragmento puede vincularse a un contexto diferente, dependiendo de si este pertenece a un tópico temático, responde a la línea de un usuario en particular o se trata simplemente de una secuencia de diálogo entre dos tuiteros.

A fin de facilitar esta lectura, los usuarios han desarrollado un código -a esta altura ya, convención- que permite comprender el contexto de gran parte de los tuits:

  • RT (retuitear): significa copiar el tuit de otro usuario para volver a publicarlo y hacerlo así visible a los seguidores propios. El RT supone en las convenciones de Twitter, cierto acuerdo con lo que el micropost expresa. Existe también el RT comentado, en donde el usuario agrega su opinión (aprobando o desaprobando) el mensaje original.
  • Etiquetar: anteponiendo el signo numeral (#) antes de la etiqueta -que en twitter se llama “hashtag” - se genera una secuencia de tuits ordenados dentro de un mismo tópico. Esta función tiene usos muy variados que van desde el filtro de información sobre temas de actualidad (ej: #WikiLeaks) hasta convocatorias lúdicas que proponen algún desafío lingüístico o inteletual  (ej: #TuQuéSabesDeFísica, en donde se escriben humoradas referidas a leyes de la Física mal interpretadas o #MalaSinopsis, en donde se sintetiza sarcásticamente el argumento de películas taquilleras)

  • Conversar: Para responder se antepone la arroba (@) al nombre del usuario con el que se establece el diálogo. De esta manera, se comprende que el Tuit es una respuesta un mensaje iniciado por otro usuario.

  • Recomendar: Existe una tradición en Twitter, los días viernes se recomiendan usuarios a través de la etiqueta #FF (Follow Friday).

En síntesis, Twitter es hoy un representante emblemático de las nuevas formas de comunicación que proponen los Social Media e imprime a la web de una dinámica diferente. Twitter exige habilidades lectoras complejas para identificar contextos dentro de la fragmentación. El objetivo del lector es encontrar el sentido global, hilvanar un discurso coherente. Es por ello que el significado y la utlidad de Twitter puede ser tan variado y heterogéneo como sus propios usuarios lo requieran. De allí que no sea posible comprender completamente la lógica de Twitter sin aventurarse en su laberinto. A quienes todavía no lo han intentado, los desafío a vivir la experiencia Twitter y a convertirse en nuevos nodos de esta poderosa red de lecturas cruzadas.

 

Búsqueda personalizada
INICIO