Animación lectora

En las salas de espera, como su nombre lo indica, se espera. En estos espacios, las personas que concurren para su atención, tanto adultos como niños, generalmente, se aburren. El relato de la experiencia del Equipo de Salud de la Unidad Sanitaria "La Peregrina"

Agosto 2010

Animación lectora en la Unidad Sanitaria "La  Peregrina"

"Animación a la lectura en la sala de espera"

Equipo de Salud de la Unidad Sanitaria "La Peregrina"

En las salas de espera, como su nombre lo indica, se espera. En estos espacios, las personas que concurren para su atención, tanto adultos como niños, generalmente, se aburren. Es un tiempo ocioso que puede ser utilizado para mejorar la atención, como sucede en la Unidad Sanitaria de La Peregrina.

En esta Sala, hay clínica médica, pediatría, psicología, estimulación temprana, ginecología, odontología, enfermería, servicio social, etc. Los trabajadores que allí desempeñan su labor lo hacen en equipo y abordan las situaciones que se presentan con todos los recursos posibles, tendiendo a un proyecto de trabajo interdisciplinario y conforme a un concepto amplio de salud. Atienden a niños y adultos desde una perspectiva integral, que no se agota en la consulta médica. Así, la salud, no es entendida solamente como ausencia de enfermedad sino como una construcción social colectiva en la cual, LA LECTURA, mejora aún más el crecimiento y desarrollo de los individuos.

Todo lo expuesto anteriormente nos brinda el por qué este grupo de profesionales, pidió allá por abril de 2008 esta propuesta de Animación Lectora a la Secretaría de Educación Municipal de Mar del Plata.

Desde entonces, todos los miércoles por la mañana la sala de espera se transforma en una sala de lectura, intercambio y diálogo. Aquí se lee en voz alta, algunos se ensimisman en un rincón y disfrutan textos, otros se van acercando a escuchar los cuentos que los niños prefieren. Las mamás con los hijos en su falda crean un lugar único en el cual la voz materna el niño y el libro se sumergen en otra dimensión. Además se prestan libros a los niños, a las mamás y a los adultos mayores que han encontrado a "Platero y yo" "Colmillo Blanco", cuentos de futbol de Soriano, Fontanarrosa, libros "de animales", "del Universo", etc. También en estas mañanas se han gestado otras alternativas "culturales" como la visita que programamos y realizamos, con la colaboración de todo el personal, al Museo de Ciencias Naturales "Lorenzo Scaglia" dado que se percibió un gran interés en biología, astronomía, etc.

Con el equipo realizamos gestiones para recibir algún ESCRITOR, y después de contactarnos con el Plan Nacional de Lectura, el 15 de junio nos visitó Mario Lillo, especialista en Literatura Infantil, brindó un taller de nanas para las mamis, nos deleitó con cuentos, relatos y logró que la tímida población que nos visita armara un relato en conjunto.

Trabajamos en red con las escuelas de la zona, las visitamos y ellas vienen a la sala a leer, y a disfrutar de todos los libros que circulan con entera libertad cada mañana.

La comunidad en donde está la Sala es rural, un gran numero de personas son migrantes de Bolivia (población golondrina) y encuentran aquí, todos los días, no solamente consejos médicos, también es un lugar de encuentro y de referencia para las diferentes dificultades que se relacionan con el desarraigo, como la inserción en la nueva comunidad a la que han venido a trabajar y educar a sus hijos.

Es muy interesante conocer la opinión de quienes trabajan en la Unidad Sanitaria en referencia a los Talleres de Lectura que miércoles a miércoles llevamos adelante entre todos:

-La Licenciada María Marta Busilli, Trabajadora Social, quién facilita y promueve la actividad, dijo:

:"Creo que el Proyecto de Animación Lectora ha generado un espacio propio: de reencuentro, conexión, lazos, construcción, igualdad, compromiso...descubrimiento de un mundo mágico.

Ha despertado en las personas que concurren para atención a la Unidad Sanitaria, como así también a quienes trabajamos diariamente allí, la capacidad de volar con solo desearlo."

-El Señor Jorge Frontera, administrativo, opinaba de la siguiente manera al respecto:

"Me gusta viajar, De alguna manera los viajes que pude hacer en mi vida me han dejado siempre una enseñanza. Trasladarme de un lugar a otro, conocer otras culturas, han sido parte de esos viajes.

Pero hay otros viajes, esos viajes que hacés sin moverte de tu lugar. Cuando te sentás y leés. O bien, cuando escuchas un cuento. Y, en particular, cuando te toca realizar una tarea diferente a la de formar parte del público que asiste a las historias que cuenta Silvia.

Desde mi lugar me considero una especie de colado que, como tal, cuenta con el enorme privilegio de conjuntar trabajos de papelería con fábulas y relatos fantásticos. Y así, de este modo, a veces el parte semanal se ve influido por la voz de un oso y los turnos por fax tienen la mirada atenta y ventajera de un zorro.

Y así, se va armando el viaje de los días miércoles.

...por mi parte sigo reservando asiento para esos viajes.

-Las Médicas pediatras María del Carmen Martín y Adriana Busse se plantearon: "Por qué apoyar el proyecto...

Según el diccionario, proyecto es "representado en perspectiva", "pensamiento de hacer alo", es decir, que a uno le queda la idea de que el trabajo diario, con la importancia que tiene la salud para nosotros, no termina con la jornada.

Es como sembrar, con la seguridad de que lo que brote, aunque uno no será testigo presencial de ello, será mejor que lo que tuvimos delante de los ojos.

El niño tiene la ventaja de la espontaneidad, la frescura, la falta de prejuicios, la curiosidad, la exploración, la creatividad.

Por eso es necesario utilizar estas características para que sus posibilidades a futuro, sean mayores y mejores que las de sus padres, porque su salud en el amplio concepto de salud, debe ser mejor que la nuestra, ese es el fundamento de nuestra presencia aquí.

Para ello, no solo debe carecer de enfermedad, sino que debe tener más y mejores posibilidades de acceso al mundo que lo rodea.

Acercarse a la lectura, es una forma de mejorar la salud y a veces, una buena forma de acompañar la enfermedad.

Permite el acceso al la información, al juego, al pensamiento crítico, a la imaginación, al compartir con otro y al sentirse acompañado, aún estando solo. A transmitir experiencias y compartir tradiciones, a conocer lo propio y lo de los demás. A tener una visión más integral del mundo que lo rodea, y nutrir el mundo interior.

Recordando las palabras de Florencio Escardó, un pediatra que supo entender que la salud de los niños es mucho más que una patología que requiere tratamiento:"Solo es pediatra quien comprende que en este niño se está gestando en un sistema familiar del que depende no solo su inserción social futura sino el equilibrio de sus relaciones interhumanas"

Creemos que acercar a los niños y sus familias a la lectura, es acercarlos a una situación de equidad social y esto sin duda, es mejorar la salud.

Retomando el comienzo, pensamos que ahora sería mejor cambiarlo:"Cómo no apoyar el proyecto de lectura en la sala de espera".

-Señorita Andrea Aloisi, auxiliar y ahora, una gran lectora, opina lo siguiente:

"El proyecto ayuda a leer, hace que los chicos entren más tranquilos a la consulta y contentos, pero por sobre todo, enseña que se puede compartir".

-Dra. Nancy Devoto, Médica de Familia brindó unas apreciaciones realmente interesantes:

Si analizamos las repercusiones del proyecto de lectura enfocando a la población adulta que concurre a la Unidad Sanitaria, he podido observar que si bien no estaba originalmente dirigido a ésta franja etárea, pronto fue surgiendo el interés y la participación por esta actividad. Se logró integrar distintos idiomas, ya que las lecturas por iniciativa de los concurrentes, fueron leídas en castellano y en quechua (idioma autóctono de parte de la gente), esto permitió que reflotaran sus raíces desde el orgullo y sin el sentimiento de ocultamiento que muchas veces vimos. También vimos cómo gente de la tercera edad, de vida solitaria y aislada mostrara interés por participar desde la escucha y desde el compartir sus propios gustos de lectura acercando sus pequeños "tesoros" de sus bibliotecas.

En fin, se puede concluir que el proceso de promover, pretejer y restituir la salud de un individuo en particular, y de la población en general es amplio complejo y por sobre todas las cosas: interdisciplinario. La actividad literaria engrandece al individuo, acerca a los pueblos, y nos ayuda a los trabajadores en salud a continuar persiguiendo el ideal de mejorar la calidad de vida de las personas que se nos acercan cada día".

Tomando las palabras de Jorge Frontera anteriormente citadas, decimos que cada miércoles continuaremos viajando en este colectivo mágico que pasa por la "Salita"· de La Peregrina y nos lleva a mundos fantásticos, donde el respeto y la ternura facilitan el traslado.

El Equipo de Salud de la Unidad Sanitaria La Peregrina y yo, Silvia Pedrosa, los invitamos a sumarse.

Para contactarnos:

mbusilli@hotmail.com

silvia.pedrosa@speedy.com.ar

Búsqueda personalizada
INICIO