El espejo herido

Un poema de Cristina Rossi.

Abril 2010

El espejo herido

Cristina Rossi

Tengo un espejo herido

Mi mirada se refleja

lastimada, vagante, partida.

Durante la luz del día

y en el solsticio de verano

mi espejo se muestra ennoblecido.

Descubre su rostro enmohecido

y deja para sí, mi identidad...

perdida en la neblina.

¿Qué fue lo que pasó con su reflejo?

¿No lo cuidé y quedó inquieto?

¿No vi por él mis sueños recorridos?

¿No le expliqué cada amanecer

La vida, la vida en torbellino

que dos  hacíamos la historia y geografía

Hoy está colgado pero no herido:

Es testimonio de la lucha y del rocío.

Por eso casi siempre al pasar lo miro

He curado sus heridas, pero no las mías.

Búsqueda personalizada
INICIO